SEO

¿Qué es la autoridad de dominio y cómo afecta al SEO de tu web?

autoridad de dominio
Escrito por Ahinóam Rodríguez

Todo comenzó con el PageRank ¿os acordáis de esta métrica de Google? El PageRank fue un algoritmo matemático creado en enero de 1999 por Larry Page y Sergey Brin (cofundadores de Google). Su finalidad era medir la relevancia de los sitios indexados por el buscador. Tomando como principal parámetro la cantidad y calidad de enlaces externos que apuntaban hacia un sitio web, Google PageRank otorgaba una puntuación del 0 al 10. Dicha puntuación influía de manera muy directa en las posiciones que se podían alcanzar en los resultados de búsqueda.

A pesar de que el PageRank tuvo mucha importancia para los SEO’s de la época, tenía también su parte negativa ya que muchos propietarios de sitios web recurrieron al spam, surgieron infinidad de directorios basura, granjas de enlaces, y otras técnicas de black hat SEO cuya finalidad era tomar atajos para conquistar las primeras posiciones en las SERP’s.

Seguramente, fueron estos los motivos por los que el PageRank dejó de ser público. Google ya no muestra estos datos de forma abierta aunque sabemos que el PageRank sigue funcionando de manera interna como criterio de posicionamiento web.

Para dar respuesta a esta falta de datos, llegaron al escenario otras empresas ajenas a Google que desarrollaron sus propias herramientas y sistemas de medición. Una de ellas es MOZ que creó una herramienta capaz de medir la autoridad de dominio (DA) de un sitio web y predecir cómo se posicionará en un futuro en los resultados de búsqueda.

¿Qué es la autoridad de dominio?

La autoridad de dominio (DA) es un indicador que mide la popularidad de un sitio web. Va del 0 al 100 y es una métrica logarítmica (esto quiere decir que es más fácil subir de 10 a 20 que de 60 a 70).

No es una métrica oficial de Google, pero muchos expertos en SEO la utilizan como referencia a la hora de diseñar sus estrategias. Te contamos el motivo…

¿Por qué tener en cuenta la autoridad de dominio?

En general, una buena autoridad de dominio impulsará el posicionamiento orgánico de tu sitio web.

Si Google determina que un sitio tiene una autoridad de dominio (DA) alta, posicionará mejor sus contenidos frente a sus competidores. Por esta razón, a veces encontrarás contenidos de peor calidad que los tuyos pero mejor posicionados.

Conocer la autoridad de dominio de tu web te ayudará a saber si estás dirigiendo bien tu estrategia de SEO Off-Page. Además, cuanto mejor sea la autoridad de dominio de tu sitio, Google rastreará sus urls con mayor frecuencia. Este es un factor de posicionamiento SEO positivo ya que las visitas del bot de Google incrementan tus posibilidades de alcanzar las primeras posiciones.

Factores que determinan la autoridad de dominio de un sitio web.

Para calcular el DA, MOZ utiliza la tecnología machine learning basándose en los resultados SEO de otros sitios web para afinar su predicción.

Algunos criterios que toma en cuenta son:

  • Cantidad de enlaces externos (backlinks) que apuntan hacia una web.
  • Calidad de esos enlaces.
  • Contar con una buena estructura de enlazado interno.
  • Volumen de tráfico.
  • Experiencia de usuario.

Herramientas que miden la relevancia de un sitio web.

Como podéis imaginar, la mayoría de los SEO’s utilizan diferentes herramientas para analizar la relevancia de un sitio web frente a sus competidores. Las más conocidas son el Domain Rating de Ahrefs, el Citation Trust de Majestic SEO y el Domain Authority de MOZ (del que te hablamos hasta el momento).

Domain Rating de Ahrefs

Toma en cuenta los enlaces internos y externos de un sitio web. Se basa en dos métricas:

  • DR (Domain Rating): mide en una escala del 0 al 100 la autoridad de dominio, según la fortaleza del perfil de enlaces.
  • UR (URL Rating): muestra la fortaleza de una página en concreto.

La herramienta gratuita de Ahrefs para medir la autoridad de dominio es el Website Authority Checker y podéis empezar a usarla haciendo click AQUÍ.

Citation Trust (Majestic SEO)

Mide la cantidad y calidad de los enlaces de una web. Utiliza dos métricas:

  • Citation Flow: cantidad de enlaces.
  • Trust Flow: calidad de los enlaces.

Puedes acceder a la herramienta AQUÍ.

Meet Link Checker (MOZ)

Se basa en dos métricas bastante generales:

  • DA (Domain Authority): calcula la autoridad de un dominio frente a sus competidores.
  • PA (Page Authority): calcula la autoridad de una página en concreto.

Puedes consultar tu autoridad de dominio MOZ utilizando su herramienta gratuita AQUÍ. También puedes instalar su famosa MOZ Bar (para Chrome o Safari) si quieres investigar los backlinks de tus competidores. En su versión gratuita puedes hacer 10 búsquedas mensuales.

Diferencias entre autoridad de página (PA) y autoridad de dominio (DA).

Son dos términos relacionados con el SEO pero que no significan lo mismo. La autoridad de dominio (DA) hace referencia a la autoridad que tiene un sitio web en su conjunto mientras que la autoridad de página (PA) determina la popularidad de cada una de las páginas incluidas en ese dominio.

Ambas métricas son importantes y deben trabajarse conjuntamente. Con todo, si nos disponemos a mejorar el posicionamiento de nuestras palabras clave, esta estrategia impactará de manera más directa en el PA.  La mayoría de las veces esto es lo que hacemos: crear un plan de contenidos para nuestro sitio y posicionar determinadas palabras clave. El aumento de la PA traerá consigo una subida de la autoridad de dominio general para ese sitio.

¿Cómo aumentar la autoridad de dominio de un sitio web?

La autoridad de un dominio puede mejorar o empeorar de un mes a otro. Si tu sitio web deja de estar actualizado, si recibe una penalización por parte de Google, si tiene demasiados enlaces rotos… lo más probable es que tu DA disminuya.

Estas son algunas medidas que puedes poner en marcha para mejorar tus métricas.

Crea una estrategia de linkbuilding.

Cuantos más enlaces externos apunten hacia tu web, mayor será tu DA y mejor posicionamiento tendrás.

No todos los backlinks tienen el mismo valor; estos pueden tener dos tipos de propiedad: Do-Follow y No-Follow. Los enlaces Do-Follow indican a Google que el contenido enlazado es de calidad y por lo tanto repercutirá de manera directa en el posicionamiento. En cambio, al colocar un enlace No-Follow dejamos que sea Google quien determine la relevancia del sitio web enlazado. Para una web de nueva creación recibir enlaces Do-Follow  procedentes de otros sitios web de calidad es algo muy positivo  y que sin duda contribuirá a mejorar el posicionamiento SEO. Con todo, Google se fija cada vez más en que los sitios web tengan una estructura de enlaces natural con equilibrio entre enlaces Do-Follow y No-Follow.

Generar contenido original y de calidad.

La calidad del contenido sigue siendo el principal factor de posicionamiento para Google. No sólo aporta valor a los usuarios, además, aumenta la visibilidad y el tráfico hacia tu sitio web. Eso sí, debes preocuparte por optimizar esos contenidos para SEO y sobre todo huir del plagio. De lo contrario, te expones a que esas páginas no sean indexadas o, peor aún, a recibir una acción manual (penalización) por parte de Google.

Analiza los contenidos de tus competidores y trata de mejorarlos de diferentes formas: creando artículos más extensos y completos, con información más actual o utilizando microformatos.

Crea una buena estructura de enlaces internos.

Crea enlaces en tus nuevos contenidos a otros contenidos más antiguos. Así mejorarás la experiencia en tu sitio web dando la oportunidad a los usuarios de visitar otras páginas. Una buena estructura de enlaces internos favorece la indexación de la web en su conjunto.

A la hora de crear tus enlaces internos, utiliza diferentes achor-text (no abuses siempre de los mismos) e intenta mantener un equilibrio entre enlaces internos y externos.

Supervisa que no existan enlaces rotos.

En webs antiguas o con mucho contenido es normal que existan muchos enlaces rotos que llevan hacia errores 404. Por eso, es aconsejable que cada cierto tiempo utilices alguna herramienta SEO como Screaming Frog para detectar los enlaces no disponibles.

Cuida la experiencia de usuario.

La web debe ser accesible, tener una buena usabilidad (diseño web responsive) y una buena velocidad de carga.

Puedes utilizar la herramienta Google Speed Insights para comprobar la velocidad de carga de tu sitio. Corrige aquellos aspectos que piensas que es posible mejorar: instala un plugin de caché, contrata un buen hosting, usa las librerías de Google y pon en marcha diferentes métodos que te ayuden a reducir el peso de tu web. Si desconoces cómo optimizar la velocidad de carga, busca un programador experto en la materia.

En lo que respecta a la usabilidad, puedes emplear herramientas como HeatMaps para detectar cuáles son las zonas de tu web con mayor y menor interactividad por parte del usuario.

Planifica una estrategia Social Media.

Investiga cuáles son las redes sociales en las que se encuentra tu público objetivo y crea perfiles para dar a conocer tu marca. El tráfico social no afecta al posicionamiento orgánico, pero te ayudará a ganar visibilidad. En cuanto tengas seguidores y la gente te conozca, pronto comenzarán a buscarte también en Google.

Aplica tus conocimientos de SEO On-Page.

Realiza una investigación de las palabras clave en las que deseas posicionarte: su volumen de búsquedas, dificultad y competidores. Utilízalas en tus contenidos de forma natural y con la densidad adecuada.

Crea una estructura jerárquica con subtítulos (H2, H3, H4, etc) y listados. Esto favorecerá la indexación de tus contenidos.

Lo más recomendable es que uses algún plugin SEO que facilite esta tarea.

¿Te han parecido útiles estos consejos? Antes de finalizar el artículo queremos matizar una cuestión que nos parece importante: la autoridad de dominio (DA) y la autoridad de página (PA) son métricas relativas. Google tiene en cuenta más de 205 factores SEO para calcular el posicionamiento de una web. El DA y el PA no son métricas capaces de evaluar parámetros que Google sí toma en cuenta como como la calidad del contenido o el tiempo de permanencia del usuario (porcentaje de rebote). El mismo John Mueller dijo una vez que Google no toma en cuenta el DA como elemento diferenciador para posicionarse en las SERP’s. La mayoría de las veces conviene hacer un análisis SEO más profundo y no quedarse sólo con esta métrica.

Summary
¿Qué es la autoridad de dominio y cómo afecta al SEO de tu web?
Article Name
¿Qué es la autoridad de dominio y cómo afecta al SEO de tu web?
Description
La autoridad de dominio (DA) es un indicador que mide la popularidad de un sitio web. Va del 0 al 100 y es una métrica logarítmica
Author

Sobre el autor

Ahinóam Rodríguez

Copywriter y redactora del blog Emprendecontuweb. Me especializo en la creación de contenidos optimizados para SEO en los blogs corporativos de mis clientes. Me apasiona la lectura y dedico parte de mi tiempo libre al cuidado de los animales

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar