Tecnologías y transformación digital

12 tecnologías disruptivas para la transformación digital presente y futura.

Escrito por Ahinóam Rodríguez

Hace ahora algunas semanas os hablamos en el blog del impacto que están ejerciendo las tecnologías en la transformación digital de las PYMES españolas.

Las nuevas tecnologías constituyen una auténtica revolución para la economía digital. Son las grandes posibilitadoras de nuevas oportunidades de negocio en un ecosistema muy competitivo y sometido a cambios constantes.

¿A qué nos referimos exactamente con el término “tecnologías disruptivas”?

Cada vez utilizamos más e incluso a veces abusamos del término “disruptivo” para hablar de aquellas tecnologías que causan un gran impacto en la economía empresarial.

Las tecnologías disruptivas son aquellas que tienen como base la innovación (Big data, virtualización y cloud, ciberseguridad, realidad virtual y aumentada, blockchain, etc). Tienen como denominador común también su capacidad de evolucionar rápidamente y adaptarse a diferentes sectores, generando nuevos modelos de negocio.

Joost van Nispen, presidente de ICEMD asegura que: “El eje central de la transformación digital de las organizaciones está en la interacción entre las tecnologías digitales, el Managment Digital y el Marketing Digital. La clave del éxito está en saber gestionar el impacto de esta interacción en los stakeholders de la empresa, sus procesos y sus modelos de negocio”.

Hoy te hablaremos de algunas de las tecnologías más relevantes para la transformación digital presente y futura, y que están en la raíz de lo que los expertos denominan como Revolución Industrial 4.0

Big Data

El Big Data es la recolección y gestión de grandes volúmenes de datos para su análisis y posterior utilización en algún área concreta de la empresa. Cuando las herramientas de análisis convencionales se quedan cortas, entra en juego el Big Data.

Big Data Marketing

Pero ¿cómo aplicarlo a las estrategias de marketing de una compañía?

Una de las grandes ventajas del Big Data es que nos permite identificar patrones de comportamiento que de otra forma serían imposibles de determinar.

Podemos por ejemplo trabajar sobre datos históricos y utilizarlos para prever tendencias de comportamiento entre nuestros clientes potenciales, lanzando así campañas de marketing mucho más específicas con un porcentaje de éxito mayor.

Si eres el director de marketing o director de ventas de la empresa, tu misión es conseguir más clientes, identificando sus gustos o necesidades.

El Big Data Marketing te permite identificar diferentes segmentos y micro-segmentos entre tus clientes potenciales y agruparlos por aquellas variables que sean relevantes para tu empresa. En este sentido trabaja de forma similar al Inbound Marketing. Una vez determinado el segmento de cliente, podemos decidir qué tipo de contenidos les vamos a ofrecer y a través de qué canales.

La ventaja es que estos contenidos estarán sumamente personalizados ya que se basan en criterios de comportamiento de los usuarios, como por ejemplo las búsquedas que han realizado en nuestro sitio web.

El Big Data Marketing nos permite personalizar al máximo nuestros mensajes publicitarios o contenidos comerciales, mejorando así los resultados de ventas.

Acciones de marketing directo, expansión hacia nuevos mercados o toma de decisiones estratégicas… son algunas de las decisiones a las que puede dar solución de forma efectiva el Big Data Marketing.

El principal problema a día de hoy es que se trata de una tecnología cara y su costo sigue siendo demasiado elevado para muchas empresas que no pueden permitirse poner en marcha proyectos basados en Big Data Marketing.

Cloud

Los servicios en la nube han avanzado de forma imparable desde la llegada de Internet a nuestras vidas.

Muchos recordaréis que uno de los primeros servicios gratuitos en la nube que usamos de forma masiva fue el correo electrónico de Hotmail, allí por el año 1996. Luego aparecieron servicios competidores como Gmail, con una interfaz muy simple y almacenamiento casi ilimitado. De esta forma el correo electrónico desplazó casi por completo al correo tradicional.

Google siguió apostando fuerte por esta tecnología, creando herramientas como Google Docs, la suite de ofimática en la nube que nos permitió crear y compartir documentos desde cualquier sitio, y trabajar en equipo sin necesidad de instalar aplicaciones de escritorio.

Así podríamos señalar muchos más servicios. La forma de acceder a la cultura o de consumir entretenimiento también ha cambiado. ¿Quién sigue comprando CD’s hoy en día? Casi toda la música se escucha a través de servicios en la nube: Spotify, Apple Music, Amazon Music, Google Play Music, YouTube… Nos suscribimos a las listas de reproducción de personas con gustos similares a los nuestros y escuchamos música desde cualquier lugar, en diferentes tipos de dispositivo.

Un caso algo más reciente es el de la televisión. Poco a poco nos estamos pasando de un modelo de TV lineal, basado en la tecnología tradicional TDT o satélite, a otro donde los contenidos se consumen a través de Internet o bajo demanda 4K (HBO, Netflix, etc.)

¿Y qué sucede en el mundo empresarial? Las empresas también recurren cada vez más a los servicios e infraestructuras en la nube: los CRM, servidores, las bases de datos… son algunos de los ejemplos de integración de la tecnología Cloud en el ámbito empresarial.

servicios cloud para empresas

Para las empresas y emprendedores utilizar un servicio Cloud para almacenar sus datos supone importantes ventajas:

  • Seguridad: la información se encuentra mucho más segura ya que los protocolos de seguridad online de estos servidores son mucho más elevados que los que pueden implementarse en las empresas.
  • Centralización de datos y software: puede manejarse todo desde el mismo entorno, sin necesidad de instalar varios programas de software para gestionar diferentes tareas.
  • Escalabilidad: a medida que las empresas crecen necesitan más espacio para almacenar su información. Estos sistemas en la nube permiten ampliar el espacio en los servidores bajo demanda, ahorrando tiempo y trabajo.
  • Menor inversión: la empresa se ahorra el coste de equipos, servidores y personal de mantenimiento. Las empresas proveedoras se ocupan de todos estos aspectos a cambio del pago de una cuota mensual o anual, lo que por lo general resulta mucho más rentable que poner en marcha toda la infraestructura al interior del negocio.

En definitiva, las ventajas de los servicios Cloud para empresas son similares a los de uso personal (claro que a mayor escala). Ofrecen mayor flexibilidad, acceso rápido a la información, seguridad y ahorro en inversiones. Poco a poco veremos como cada vez más áreas de la empresa centralizan sus servicios en la nube.

Ciberseguridad

La seguridad informática en las empresas se ha vuelto más y más compleja cada día. La causa de este desafío se encuentra en la existencia de millones de usuarios conectándose desde millones de Apps. Si queremos estar listos para afrontar futuras amenazas, debemos tender puentes entre negocios y tecnologías.

ciberseguridad

El 51% de las empresas ve en la ciberseguridad el mayor desafío a la hora de iniciar la transformación digital.

Además, el 61% de los CEOs opinan que las amenazas de seguridad informática son uno de los grandes problemas que pueden frenar la expansión de un negocio.

La problemática de la ciberseguridad no debe abordarse sólo desde el punto de vista técnico. Es necesario conocer también la motivación de los ataques. Hace más de una década estos rara vez tenían un afán económico. Ahora en cambio el hacktivismo ha dejado paso a otras formas de ciberdelincuencia. En un 64,5% de los casos el motivo del ataque es el cibercrimen que para algunas organizaciones se ha convertido en un auténtico negocio lucrativo. También hay una creciente preocupación por el ciberespionaje, perpetrado como forma de extorsión.

Para las empresas la protección de los datos de sus clientes constituye la base de la confianza digital corporativa. En este sentido el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) pone especial relevancia en la figura del Data Protection Officer, que será obligatorio para aquellas empresas que manejen datos de usuarios a gran escala.

Realidad virtual y realidad aumentada

Son dos tecnologías que han avanzado mucho de un tiempo a esta parte. A menudo se utilizan como sinónimos pero lo cierto es que son bastante diferentes.

La realidad virtual trata de sustituir nuestro entorno por otro generado de forma digital, es decir, crea una realidad que no existe. Un ejemplo serían las famosas Oculus Rift, unas gafas de realidad virtual enfocadas a videojuegos.

Por otra parte, la realidad aumentada no trata de reemplazar nuestro entorno sino que lo “perfecciona” añadiendo capas de información al plano físico al que nos encontramos. Un ejemplo sería la aplicación de Pokémon Go que invitaba a sus usuarios a recorrer la ciudad para cazar pokemones, o las Google Glass que nos permiten consultar el clima, leer emails o hacer compras sin alejarnos del mundo real.

Ambas tecnologías han experimentado un desarrollo imparable en los últimos años. Las marcas están más dispuestas que nunca a ensayar con ellas y a invertir en el desarrollo de Apps que aprovechen sus posibilidades.

Por ejemplo, las estrategias de contenido basadas en la realidad aumentada ofrecen muchas ventajas a las empresas: permiten obtener datos de geolocalización, ofrecen interactividad en tiempo real, ayudan a diferenciarse de la competencia y entregan un valor añadido.

En un escenario en el que la compra por Internet tiene cada vez más adeptos, proponer soluciones imaginativas y proporcionar una experiencia de usuario diferente, puede suponer la diferencia. La realidad virtual y la realidad aumentada han llegado para quedarse.

Blockchain

Es una de las tecnologías que está teniendo mayor alcance mediático en los últimos años, pero no todos terminan de comprender qué es y cómo funciona exactamente.

blockchain

Lo primero que debes entender es que la cadena de bloques o Blockchain es una base de datos distribuida, esto es, un conjunto de bases de datos relacionadas entre sí que se encuentran en diferentes ubicaciones, de forma que una persona desde cualquier lugar puede acceder a los datos de toda la red como si estuviesen en una sola base de datos en su ordenador.

En la Blockchain sólo es posible añadir nueva información, no existe la posibilidad de modificar datos ya existentes ni de eliminarlos.

Este es el tipo de base de datos que se utiliza en el campo de las criptomonedas como Bitcoin o Ethereum, pero cuenta con muchas más aplicaciones. A día de hoy un grupo pionero de startups ya está investigando cómo integrar la tecnología Blockchain en el campo de las transacciones financieras, los contratos o el seguimiento de productos.

En el área del marketing digital la tecnología Blockchain parece muy prometedora. Podría facilitar la eliminación de intermediarios en la compra de publicidad programática, encargándose de certificar y asegurar las transacciones entre editores y anunciantes, o de comprobar fácilmente si los clicks son reales. De esta forma no sólo se reduciría el fraude publicitario sino que también se abarataría de forma considerable la publicidad en Internet y sus precios serían más competitivos.

Robótica de servicios

Según una definición de la Federación Internacional de Robótica (IFR) la robótica de servicios es aquella que opera de forma parcial o totalmente autónoma realizando servicios útiles para el bienestar de los humanos (excluye las operaciones de manofactura). En otras palabras, se trata de utilizar robots para hacernos la vida más fácil o entretenida.

El gran desarrollo de la robótica en los últimos años ha despertado el interés de las grandes compañías para mejorar la eficiencia y productividad de sus modelos de negocio.

En la industria, los robots son indispensables desde hace años en la cadena de producción. Sectores como el del automóvil o la aeronáutica no habrían experimentado el mismo desarrollo sin ellos. En cambio el sector servicios era uno de los más inexplorados.

Sin embargo, a día de hoy, algo está cambiando en este sentido y uno de los robots que más ha impresionado a la comunidad empresarial es Pepper, de la compañía Softbank. Este robot de aspecto humanoide es capaz de comunicarse de forma fluida, interpretar gestos e incluso el tono de voz de sus interlocutores. Marcas como Carrefour lo utilizan en algunos de sus centros comerciales para mejorar la experiencia del cliente, facilitar la recogida de datos o dinamizar los espacios con juegos y bailes.

Aunque la utilización de robots para la atención al cliente no está muy extendida en España, en otros países sí está totalmente normalizada. Los robots se utilizan para captar la atención del público, escanear cupones, códigos o tarjetas, promocionar y recomendar productos o servir de punto de información.

A pesar de que las personas seguirán siendo imprescindibles para la atención al cliente, lo cierto es que los robots ofrecen experiencias diferentes y muy interesantes que no debemos pasar por alto desde la perspectiva del marketing.

Vehículos autónomos

Los vehículos autónomos o auto-conducidos son capaces de imitar las capacidades humanas de manejo y control. Para ello se sirven de tecnologías novedosas como el láser, el radar, el sistema de posicionamiento global o la visión computarizada.

vehículos autónomosLos expertos opinan que esta tecnología se consolidará mucho antes de lo que pensamos y que traerá consigo cambios legislativos y de infraestructuras difíciles de predecir.

El 93% de los accidentes de tráfico se producen debido a errores humanos. Con los coches autónomos este factor se eliminaría, reduciéndose así drásticamente la siniestralidad en la carretera. Además, claro está, tendremos mucho más tiempo libre para comunicarnos y los viajes se convertirán en una forma de desconectar.

Nadie sabe todo lo que involucrará la llegada de los vehículos autónomos, pero estamos seguros de que serán el medio principal de conducción en un futuro cercano.

Inteligencia artificial

Es sin duda una de las tecnologías que ha causado mayor impacto en la transformación digital de las empresas ¡y todavía queda mucho por venir!

inteligencia artificial

Kai-Fu Lee, antiguo responsable de investigación de Google en China, advierte del impacto de cuatro grandes olas de cambios que traerá consigo la inteligencia artificial y que afectarán sobre todo al trabajo de oficina.

Según la opinión del experto la inteligencia artificial está a punto de destruir millones de empleos en su país. Los puestos más amenazados serían los de trabajadores de oficina de nivel medio y alto.

Lee se refirió a algunas inversiones de su empresa Sinovation Ventures para explicar cómo la inteligencia artificial ha transformado el trabajo de oficina rutinario. Una de las empresas respaldadas es Smart Finance Group que emplea un sistema de aprendizaje automático para determinar si una persona es apta o no para un préstamo. También han invertido en otras empresas que automatizan el servicio al cliente, la formación o trabajos de oficina rutinarios.

Como os dijimos hace un momento, Lee habla de cuatro olas de inteligencia artificial que marcarán el futuro de la transformación digital para las empresas.

La primera de ellas está impulsada por la disponibilidad de grandes cantidades de datos etiquetados. Grandes empresas tanto en China como en EEUU ya se están aprovechando de ello para consolidar sus negocios o lograr un mayor crecimiento gracias a las tecnologías de inteligencia artificial.

La segunda ola prevista tiene que ver con la disponibilidad de datos de las propias compañías, algo que afectará sobre todo a los despachos de abogados o a las empresas de contabilidad. Los programas de software se volverán inteligentes y capaces de buscar rápidamente entre miles de documentos relacionando datos. Así por ejemplo, sería menos necesaria la intervención de asistentes legales.

También existe una tercera ola que involucra a las compañías que generan datos a través de nuevos servicios y aplicaciones; y una cuarta ola, algo más lejana, sería una economía de servicios totalmente automatizados, como vehículos autónomos y robots inteligentes para servicios de la empresa o en el hogar.

Rafael Reif, presidente del MIT, intervino en la conferencia “Inteligencia artificial y futuro del trabajo” destacando que todos estos cambios tecnológicos afectarán profundamente a la sociedad. Los tecnólogos y economistas no se ponen de acuerdo sobre el impacto real que causarán la inteligencia artificial y los procesos de automatización en la economía digital. Otros ponentes afirmaron también que la inteligencia artificial generará nuevas industrias y oportunidades de empleo.

Si bien es cierto que no todos son optimistas en este sentido, estamos en un escenario de cambios totalmente nuevo y es muy difícil hacer predicciones sobre el futuro que depararán estas tecnologías.

Impresión 3D

Es una tecnología que tiende puentes entre lo virtual y lo físico. Los expertos en marketing opinan que tendrá una gran repercusión en la economía del futuro, ya que puede cambiar drásticamente el modelo clásico de distribución.

impresión 3DSi la gente puede imprimir sus propios productos en casa, la logística de transporte dejaría de ser necesaria y el valor ya no estaría en el objeto físico sino en el diseño. Todo esto puede dar lugar a una auténtica revolución en las formas de comercialización.

Helena Herrero, presidenta de HP en España y Portugal, opina que la impresión 3D es una de las tecnologías más influyentes en el mundo empresarial en los últimos años. Las inversiones en este campo han crecido exponencialmente. Ya en 2016 alcanzaron los 7300 millones de dólares y según los analistas esta cifra podría triplicarse en los años siguientes. El 42% de las empresas de fabricación ya se plantea adoptar esta tecnología dentro de 3-5 años lo que de hacerse realidad, convertiría a la impresión 3D en una industria de 640.000 millones de dólares.

Helena Herrero señala que todos estos cambios van a provocar una enorme transformación del empleo. Algunos puestos de trabajo desaparecerán y se crearán otros nuevos.

“En este ecosistema, el nuevo talento y las nuevas capacidades serán claves para impulsar la nueva industria. La programación, la tecnología y el diseño de la experiencia de usuario, así como el funcionamiento y la gestión del equipo serán habilidades necesarias, además de capacidades cognitivas como la creatividad o el razonamiento lógico” apunta Herrero.

La industria de la fabricación y su cadena de suministro experimentarán una transformación profunda.

Algunos economistas opinan también que la impresión 3D es el primer paso tecnológico hacia la creación de un futuro sostenible. Los productos podrán fabricarse en materiales reciclables y ya no será necesario almacenar el excedente de producción cuando baje la demanda porque sólo se fabricará bajo demanda.

Nanotecnología

La nanotecnología es el estudio, diseño, creación, síntesis y manipulación de materiales y sistemas funcionales a través del control de la materia a nano escala.

nanotecnología

Esta tecnología nos acerca la posibilidad de fabricar materiales y máquinas a partir del reordenamiento de átomos y moléculas. Los científicos utilizan la nanotecnología para crear materiales y sistemas poco costosos pero con propiedades únicas. Su potencial para cambiar la economía ha sido constatado por universidades y gobiernos de todo el mundo.

Los nanomateriales ya están presentes en casi mil objetos de uso cotidiano: piezas de automóvil, raquetas de tenis, telas impermeables, etc. Pero posiblemente sus aplicaciones actuales más interesantes están en el campo de la medicina y de la industria farmacéutica.

Ya hace algunos años Charles Vest (ex-presidente del MIT) comentó que la nanotecnología será la ciencia que impulsará una nueva revolución industrial en el siglo XXI. Nos permitirá fabricar materiales más fuertes que el acero pero con el 10% de su peso, componentes que volverán los equipos informáticos increíblemente rápidos o sensores moleculares capaces de detectar y destruir células cancerígenas en partes difíciles de abordar quirúrgicamente.

Por todos estos progresos podemos imaginar que la nanotecnología cambiará el mundo en un futuro no muy lejano.

Huellas digitales

huellas digitales

Esta tecnología permite certificar de manera precisa la identidad de una persona por medio de un dispositivo electrónico que captura la huella digital y de un programa que realiza la verificación.

En los últimos años se ha utilizado este mecanismo para combatir la piratería ya que permite detectar las copias ilegales insertando un conjunto de bits (marca de agua digital) en los contenidos del producto de soporte electrónico que se desea proteger.

Smart Cities

Para finalizar este artículo os hablaremos de las “smart cities”, un concepto emergente que afectará profundamente al entorno en el que vivimos.

Smart city

Las smart cities (también llamadas ciudades inteligentes o ciudades eficientes) se refieren a un tipo de desarrollo urbano basado en la sostenibilidad.

Las ciudades son grandes centros de consumo de recursos. Se piensa que en la actualidad son responsables del 75% del gasto de energía mundial y generan el 80% de los gases que causan el efecto invernadero. Un futuro así no es sostenible para el planeta, y de esta necesidad imperiosa de cambio nace el concepto de “smart city”.

En las smart cities se aplican las tecnologías de la información y de las comunicaciones (TIC) para proporcionar servicios a sus ciudadanos. También se llaman “ciudades inteligentes” porque utilizan de forma más inteligente y eficiente sus recursos, disminuyendo el consumo energético, reduciendo las emisiones de CO2 a la atmósfera y, en definitiva, proporcionando mejor calidad de vida a las personas que trabajan y viven en ellas.

Para ello, las inversiones que se realicen en capital humano (como la educación), en aspectos sociales, en infraestructuras energéticas (electricidad, gas), en tecnologías de la comunicación (Internet) o en infraestructuras del transporte, deben promover una calidad de vida elevada, un desarrollo económico y ambiental sostenible, una gestión prudente de los recursos naturales y una gobernanza participativa.

Paneles fotovoltaicos, medios de transporte y vehículos eléctricos, paneles solares para semáforos o señales, promoción del uso de bicicletas… son algunas de las medidas que hacen que una ciudad se vuelva más eficiente y sostenible.

Todo parte de una visión holística de las necesidades de un centro urbano y de todo lo que se puede realizar en este contexto. La ciudad perfecta no existe, pero es necesario dar pasos progresivos para mejorar nuestros hábitos de vida. Según la OCDE para 2050 habrá dos mil millones más de habitantes en el planeta. Si no se toman medidas drásticas para afrontar este crecimiento económico y demográfico, sufriremos un impacto medioambiental y social sin precedentes.

Ciudades como Tokyo, Londres, Nueva York, Zúrich o París ya están siguiendo medidas de sostenibilidad basadas en el concepto de “smart city”.

  • 2
    Shares

Sobre el autor

Ahinóam Rodríguez

Copywriter y periodista freelance en Atriodesk. Me especializo en la redacción de contenidos optimizados para SEO en los blogs corporativos de mis clientes. Me apasiona la lectura y dedico parte de mi tiempo libre al cuidado de los animales.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar