Negocios online

Guía completa de dropshipping para tu negocio

Escrito por Ahinóam Rodríguez

¿Has pensado alguna vez en lanzar tu negocio en Internet pero te sientes limitado por no tener almacén propio o dinero suficiente para invertir en la compra de inventario?

Hoy te hablaremos de un sistema de ventas muy interesante al que recurren ya cientos de emprendedores en España, y que te permitirá poner en marcha tu idea de negocio con una inversión muy baja de capital. Se llama dropshipping o drop shipment y es una forma excelente de iniciarse en el comercio electrónico asumiendo pocos riesgos.

¿Te gustaría conocer a fondo esta técnica de ventas? Sigue leyendo este artículo y te informaremos al detalle.

¿En qué consiste el dropshipping?

El dropshipping o “triangulación de envíos” es un modelo de venta online al por menor en el cual los productos o artículos que distribuimos a nuestro cliente final no se guardan en nuestro inventario sino que se compran a un tercero (el mayorista o dropshipper) quien despacha directamente las mercancías.

En este modelo de negocio el minorista es solamente un intermediario que nunca ve o manipula el producto sino que lo compra directamente del inventario de su proveedor que es quien completa los pedidos. Tu ganancia como minorista consiste en una comisión sobre el precio final del proveedor o dropshipper. Así no necesitas almacenar ni invertir en tener tu propio stock, sólo gestionar los pedidos a través de tu tienda online y comenzar a generar beneficios.

¿Te animas a saber un poco más? A continuación te hablaremos de las ventajas e inconvenientes de este sistema de venta online.

Ventajas e inconvenientes del método dropshipping

Comenzaremos viendo en primer lugar los beneficios de vender online usando dropshipping:

  • Requiere de menos capital para comenzar: la inversión en inventario es una de las mayores partidas de gasto al poner en marcha un negocio online. Sin embargo, con el método dropshipping no tienes que comprar los productos a menos que ya hayas vendido y recibido el pago del cliente, eliminando así el riesgo de invertir en artículos que quizás nunca llegues a vender.También ahorrarás todos los gastos que implica almacenar en producto, la distribución, el aprovisionamiento, el mantenimiento de las instalaciones… Muchos emprendedores que inician un negocio de dropshipping lo gestionan desde una oficina en casa o desde cualquier lugar donde haya conexión a Internet.

    Aunque es posible que los gastos se incrementen con el tiempo, siempre serán más bajos que los de un negocio tradicional.

  • Ahorras tiempo en gestiones de organización: algunas tareas habituales como organizar el stock, etiquetar, embalar y preparar los paquetes para su envío, suponen una gran inversión de tiempo. Con el dropshipping esto no ocurre. Tampoco tenemos que lidiar con problemas de devoluciones ya que nuestro proveedor se ocupa de estas cuestiones.
  • Contar con un amplio catálogo de productos: como no necesitas comprar con antelación los artículos que vas a vender, puedes agregar nuevos productos a tu catálogo siempre que tus proveedores los tengan en existencia, sin coste adicional. No siempre es fácil adivinar lo que los clientes quieren, de modo que probar nuevos productos sin necesidad de invertir es una ventaja competitiva.
  • Escalabilidad: en comparación con los negocios de comercio electrónico tradicionales, los negocios que utilizan dropshippping son fácilmente escalables. Nos permiten expandirnos con menos costos y tener todo un horizonte abierto para la venta de productos.

Todas estas ventajas hacen que el dropshipping sea un negocio muy atractivo para quienes se inician en la venta online, sin embargo también tiene sus inconvenientes que conviene conocer desde el principio para evitar sorpresas desagradables:

  • Bajo margen de beneficio: es la mayor desventaja de operar en un nicho tan competitivo. Como es tan fácil iniciarse y los costos fijos son mínimos, muchos comerciantes crean su tienda online y venden sus productos con un margen de ganancia muy bajo para conseguir así más conversiones.En la mayoría de los casos estos comerciantes no invierten demasiado en actualizar su tienda o en ofrecer una buena atención al cliente, pero eso no evitará que los visitantes comparen sus precios con los tuyos. Hace diez años esta técnica de ventas era mucho más rentable, pero la competitividad entre minoristas y el crecimiento de marketplaces como Amazon hace que sea complicado conseguir un margen aceptable de beneficios. De ahí la gran importancia de elegir desde el principio un nicho rentable y ofrecer valor añadido (información detallada del producto, ofertas, atención personalizada, etc.)
  • Falta de control de calidad: la calidad de los productos puede ser peor de lo esperado o que no se corresponda con lo indicado en la web. Ten en cuenta que si los clientes no están satisfechos con su pedido, culparán a tu negocio y no al proveedor.Para controlar la tasa de devoluciones y otros problemas asociados a la calidad del producto, investiga antes a tu dropshipper y trabaja sólo con fabricantes que tengan buena reputación. Si los artículos no son muy caros, trata de hacer un pedido de prueba para decidir si lo incluirás o no en tu catálogo.
  • Problemas con el control de inventario: si tienes en stock todos los productos que vendes es fácil saber qué artículos están disponibles y cuáles se han agotado. Sin embargo cuando trabajamos con varios proveedores que a su vez tienen acuerdos con muchos comerciantes, el inventario cambia día a día. Por este motivo es importante que nuestros dropshippers tengan un sistema automatizado que actualice al momento el estado de todos los productos de su stock. También es conveniente revisar las condiciones del servicio y comprobar que nuestro proveedor nos avise cuando se agote un determinado producto.
  • Problemas con el procesamiento de pedidos: muchas veces el comerciante minorista cuenta con varios proveedores de dropshipping y estos tienen distintos requisitos para el procesamiento de pedidos o diferentes tarifas de envío. Esto puede complicar bastante las cosas.Por ejemplo imagina que tu cliente hace un pedido de tres artículos, pero cada uno de ellos pertenece a un proveedor diferente. Como consecuencia, tendría que pagar cada uno de los gastos de envío por separado (sumándose así una cantidad muy elevada). Entonces deberemos decidir si asumir parte de los costes y reducir nuestras ganancias o no hacerlo y arriesgarnos a perder a un cliente recurrente. No olvidemos que los sobrecostes del envío son uno de los motivos principales del abandono del carrito de compra.
  • Menos control sobre la experiencia de cliente: por mucho que te esfuerces en obtener tráfico y en ofrecer un buen servicio post-venta, gran parte del éxito del negocio depende del compromiso y seriedad de tu proveedor de dropshipping.No hay forma de saber si un pedido ha llegado a tiempo y a veces sólo nos damos cuenta de los problemas cuando un cliente llama para quejarse o reclamar. Entonces tendremos que pasar su consulta o queja a nuestro proveedor y a menudo el asunto tardará un tiempo en resolverse.

    Una mala experiencia de nuestro cliente repercutirá directamente sobre la reputación de la tienda del minorista (aunque la responsabilidad sea del proveedor). Aunque es inevitable que a veces se produzcan errores, deberás ser tú quien pida disculpas. Trata de evitar desde el comienzo a los malos dropshippers ya que te producirán incontables quebraderos de cabeza: pedidos extraviados, envíos deteriorados al usar paquetes de mala calidad… Aunque tengan precios muy competitivos, a lo largo del tiempo no te habrá merecido la pena.

En definitiva, el sistema de ventas dropshipping tiene ventajas indiscutibles pero también algunos inconvenientes y problemas que debes saber manejar si se presentan. Muchos de estos obstáculos pueden evitarse o resolverse con una planificación adecuada.

A continuación te contaremos cómo desarrollar desde cero un negocio de dropshipping que sea rentable.

Tu negocio de dropshipping paso a paso

Si has llegado hasta este punto, posiblemente sigas interesado en poner en marcha un negocio usando el sistema de ventas dropshipping.

Como ya te mencionamos, una buena planificación es clave. Antes de pensar en los beneficios de tu negocio debes asegurarte de seguir los siguientes pasos.

1) Busca un nicho de negocio rentable

¿Has pensado ya en qué productos vas a vender en tu tienda? Uno de los mayores errores que cometen los emprendedores que se inician en el comercio electrónico usando dropshipping es elegir artículos basados en sus intereses y gustos personales.

Para construir un negocio de dropshipping que sea rentable, debes realizar antes un estudio de mercado. ¿Quieres saber por qué?

Cuando tú fabricas y distribuyes tu propio producto, tu competencia es menor ya que ofreces algo exclusivo y esto te permite también cobrar un precio premium. Sin embargo, si tienes planeado vender usando dropshipping, los productos de tu inventario no son únicos, tus competidores también tienen acceso a ellos. Esta falta de exclusividad hace que a veces los comerciantes busquen la ventaja competitiva vendiendo al precio más bajo. Este modelo comercial con márgenes de ganancia tan pequeños, está destinado al fracaso.

Para fijar el precio de los artículos de tu tienda tienes que calcular el presupuesto invertido en acciones de marketing y el tiempo dedicado al trabajo pre-venta. Por lo general, a mayor saturación del mercado, se necesita una mayor inversión en publicidad y más trabajo para posicionar nuestro negocio en Internet y atraer tráfico hacia nuestra tienda online. Por este motivo lo mejor es elegir desde el comienzo un nicho de mercado que no tenga mucha competencia y donde exista una necesidad a cubrir.

¿Y cómo medir la demanda de un producto en Internet? Existen algunas herramientas gratuitas de Google que nos permiten calcular el volumen de búsquedas por palabras clave.

Una de las más conocidas es el Planificador de palabras clave. Nos indica cuánta competencia tiene una keyword y cuánta gente busca esa palabra o frase cada mes. Esto te aclarará si los artículos que piensas vender con dropshipping tienen una demanda real y cubren una necesidad de mercado.

Por otra parte el hecho de que una palabra clave sea muy buscada, puede ser señal también de una alta competitividad. El Planificador de palabras clave de Google te mostrará también combinaciones de términos y búsquedas más completas realizadas por los usuarios. Estas búsquedas son comúnmente conocidas como “long tail”.

Las variaciones long tail son muy útiles para conseguir tráfico cualificado cuando las keyword de nuestro nicho de negocio tienen una competitividad muy alta.

La otra herramienta (también gratuita) de la que te queremos hablar en este apartado es Google Trends.

Google Trends nos ofrece en ciertos aspectos una información más detallada que el Planificador de palabras clave.

Una de las funciones más interesantes es que nos permite analizar tendencias de búsqueda de una palabra clave en el tiempo, es decir, si las consultas realizadas sobre una keyword en un determinado segmento de tiempo van en aumento o disminución.

También nos permite analizar qué búsquedas relacionadas son las más populares. ¿Tienes dudas sobre qué marca de smartphone vender en tu tienda? Google Trends te dirá cuáles de ellas están experimentando un mayor crecimiento en cuanto a búsquedas en los últimos meses.

Otra función útil es la de localizar geográficamente los términos que la gente está buscando. Así podrás saber dónde están los clientes potenciales de tu nicho de mercado. Si estás tratando de decidir entre varios proveedores, tal vez te convenga asociarte con uno que esté cerca de la mayoría de tus clientes.

Además Google Trends te permite comprender la estacionalidad de tu nicho de mercado. Esto es algo de vital importancia para ofrecer los productos que mejor se venderán en una determinada época del año. Algunos artículos tienen una demanda muy estacional, sus búsquedas se disparan en ciertos meses del año pero no son estables a lo largo del tiempo. Si enfocamos nuestro negocio sólo en ellos, estaremos sobreestimando el volumen de la demanda.

Utilizar Google Trends y el Planificador de palabras clave nos ayudará a evitar errores a la hora de definir nuestro nicho de mercado y elegir qué productos vamos a vender usando dropshipping. También nos permite reducir el presupuesto destinado en publicidad y los recursos empleados en estrategias de marketing.

Debemos ser cautelosos a la hora de analizar estos datos. Si hay demasiada competencia, podemos tener problemas a la hora de posicionarnos y generar tráfico hacia nuestro sitio. Por otra parte, un porcentaje de búsquedas muy bajo puede indicar que el producto en cuestión tiene muy poco mercado y esto puede afectar a tu volumen de ventas.

Con esto en mente, para construir un negocio rentable con dropshipping, lo mejor es elegir productos que tengan una demanda aceptable, optimizar el SEO de nuestra tienda para mejorar el posicionamiento en los motores de búsqueda y tratar de ofrecer a los clientes un valor añadido sobre el producto para diferenciarnos así de nuestros competidores y conseguir más ventas.

Otros detalles a tener en cuenta a la hora de elegir productos:

  • Por regla general, los accesorios de menor precio tienen unos márgenes de ganancia más elevados.
  • Una buena forma de reducir la competitividad en tu nicho de mercado es ofrecer productos difíciles de encontrar en una zona pero que sean buscados en Internet.
  • Los artículos de pequeño tamaño son menos costosos de enviar a tus clientes. Mientras más pequeños sean, menores serán los gastos de envío.
  • Investiga y junta tanta información como te sea posible sobre cada uno de los productos que venderás. Piensa en si se ajustan o no a los intereses y necesidades de tus clientes potenciales. Es la mejor forma de asegurarte las ventas.

2) Busca a tus proveedores de dropshipping e incia las negociaciones

Si ya sabes qué productos vas a vender te será mucho más fácil encontrar a los proveedores con los que vas a trabajar.

¿Cómo encontrar a un proveedor/ mayorista legítimo?

Puedes utilizar diferentes estrategias, aunque algunas son más efectivas que otras.

  • Una de las formas más sencillas de localizar rápidamente a los proveedores mayoristas es llamando directamente al fabricante de los productos que deseas vender y pedirle una lista de sus distribuidores. Una vez que tengas esta lista, puedes comenzar a contactar para preguntarles si ofrecen dropshipping. Si es así, puedes comenzar las negociaciones e investigar sobre los productos con mejor calidad-precio dentro de tu nicho de mercado.
  • Exposiciones comerciales: son una buena forma de contactar con los fabricantes y mayoristas de nuestro nicho. Además, de este modo conoceremos de primera mano los productos que pensamos vender en nuestra tienda y construimos relaciones en nuestro sector (networking). Si tienes tiempo y dinero para asistir, no te lo pienses.
  • Búsquedas en Internet: es otro método para encontrar proveedores de dropshipping cuando no podemos desplazarnos de un sitio a otro. Aunque parezca sencillo, si utilizamos esta técnica debemos investigar mucho y ser precavidos para evitar caer en estafas.Realiza una búsqueda amplia en Internet. No juzgues la fiabilidad de un mayorista por el diseño de su sitio web. Es sabido que muchos dropshippers de calidad tienen webs con una apariencia espantosa.Desafortunadamente, la mayoría de proveedores legítimos no tienen grandes habilidades de marketing. Muchos de ellos ni siquiera están bien posicionados en los motores de búsqueda, de modo que puede llegar a ser difícil encontrarlos. Algunos empresarios recurren a los directorios de proveedores mayoristas para agilizar la búsqueda (Worldwide, Brands, Doba, SaleHoo, etc.). La mayoría de ellos son de pago, pero nos ofrecen seguridad ya que realizan un proceso de investigación para asegurarse de que los mayoristas incluidos en su lista sean genuinos.

    Estos directorios son una posibilidad más a tener en cuenta, pero por supuesto también puedes iniciar una investigación por tu cuenta en Internet y contactar directamente con los dropshippers. Si lo haces de este modo deberás ser cuidadoso y recolectar toda la información necesaria. Deberás valorar aspectos como una buena atención al cliente, una buena logística (procesamiento y seguimiento de los pedidos) o que su plataforma de ventas actualice el inventario en tiempo real.

3) Crea tu canal de ventas para dropshipping

Una vez que hayas cerrado las negociaciones con tu proveedor, deberás elegir una plataforma de ventas para tu negocio.

Aquí se abre un abanico de posibilidades y conviene tomar buenas decisiones desde el principio ya que lo que elijas influirá en el futuro de tu negocio.

¿Es mejor vender en nuestra propia tienda o unirnos a los grandes marketplaces como Amazon o Ebay?

Todo tiene sus ventajas e inconvenientes. Comenzar con Amazon o Ebay es muy sencillo, sólo tienes que crearte una cuenta, esperar la aprobación y comenzar a subir tus productos. Además tienes la ventaja de que estas plataformas cuentan ya con muchos compradores en línea, ya que son mercados muy robustos. De esta forma puedes ahorrarte bastante presupuesto que en otro caso deberías invertir en cuestiones de marketing para mejorar el SEO y obtener más tráfico.

Hasta aquí todo parecen ventajas, pero lo cierto es que vender en Amazon o Ebay tiene también sus inconvenientes. Como ya imaginarás, es necesario pagar por unas tarifas de publicación que son bastante variables. Si a eso unimos el hecho de que en dropshipping los márgenes de ganancia son ya de por sí bajos y de que tus productos se muestran junto a los de la competencia (sólo tienes exclusividad en el espacio de tu tienda), esto hará que terminemos ganando tan poco que nuestro negocio no sea rentable. La guerra de ventas al precio más bajo sumado al pago de las tarifas de publicación, nos deja muy poco beneficio.

Por otra parte también renunciarías a la personalización. Los listados de productos deberán hacerse en base a una plantilla, las posibilidades en cuanto a diseño e imagen corporativa son bastante limitadas, etc.

Pero, probablemente, la desventaja más grande es que en este tipo de servicios no hay una conexión a largo plazo con el cliente. Tu comunicación con los clientes está considerablemente restringida al igual que las estrategias de marketing que puedes implementar o la utilización de los datos. Todo esto es un impedimento para que tu marca consiga engagement y para fidelizar a tus compradores.

Indudablemente Amazon y Ebay tienen sus puntos a favor, pero todo depende del grado de libertad que quieras tener y de cómo te planteas tu negocio a futuro.

Si encargas el desarrollo de tu propia tienda online en WordPress o Prestashop, tendrás que hacer una inversión inicial en tu negocio de dropshipping. Además, serás responsable de generar tráfico web cualificado hacia tu sitio, poniendo en marcha diferentes campañas de marketing, trabajando el SEO y a veces recurriendo a la publicidad de pago. Pero, por otra parte, cuando empieces a vender te ahorrarás las tarifas a terceros y tendrás todo el control sobre la venta de los productos: podrás personalizar la apariencia de una determinada sección de tu tienda, incluir toda la información que deseas e ir probando cosas nuevas para aumentar tu margen de beneficios.

En definitiva, estarás construyendo un negocio real para fidelizar a tus clientes. Además, una opción no excluye la otra y puedes vender algunos artículos en Ebay o Amazon mientras promocionas tu tienda online. De hecho, muchos minoristas siguen esta estrategia.

4) Estrategias de marketing para impulsar tu negocio

Una vez que tienes el catálogo de productos de tu inventario y la tienda online en funcionamiento, ha llegado el momento de promocionar tu negocio. Tal vez tengas ya muchas ideas en mente: escribir artículos, regalar algún producto, etc.

Necesitas poner en marcha varias estrategias por etapas. Los negocios de dropshipping deben promocionarse como cualquier otro E-commerce con algunas variaciones.


¿Qué debemos tener en cuenta?

  • Agrega valor a tu producto: es la mejor forma de diferenciarse de la competencia y fidelizar a tus clientes.¿Cómo conseguirlo?Ofrece contenidos útiles para tus compradores: guías completas, vídeos detallados donde se muestre cómo funciona el producto, etc.

    Crea descripciones detalladas de los productos y siempre que te sea posible, utiliza fotografías propias.

    Es recomendable que mantengas una sección de blog dentro de tu tienda. Así podrás posicionarte mejor por las keywords de tu nicho, ofrecer más información sobre los productos que vendes, anunciar promociones, etc.

    Trabaja el SEO de tu negocio: es esencial para atraer tráfico hacia tu tienda, ganando así visibilidad y más conversiones. Deberás prestar atención a los aspectos técnicos de tu sitio (velocidad de carga, usabilidad, accesibilidad desde dispositivos móviles), marketing de contenidos, estrategias de linkbuilding, etc.

  • Crea una lista de suscriptores: tu lista de suscriptores es la cartera de clientes de tu negocio y una de las mejores formas de conseguir futuras ventas. Estos usuarios que nos dejan sus datos para recibir información se conocen en marketing como “leads” o “prospectos”. Son tus clientes potenciales. Deberás esforzarte por segmentar esta lista y ofrecerles newsletters personalizadas, con ofertas y novedades sobre productos que son de su interés.
  • No te olvides de las redes sociales: pueden servirte para dar a conocer tu negocio en Internet a un bajo costo.Las redes sociales tienen un gran alcance a la hora de viralizar contenidos nuevos y nos proporcionan un feedback constante (opiniones y valoraciones de nuestros clientes).No dejes la gestión de las redes sociales en manos de personas inexpertas. Lo mejor es contratar los servicios de un Community Manager o hacer algún curso de marketing digital para aprender a darles un uso profesional.
  • Publicidad de pago: es una opción que no debes descartar mientras el posicionamiento y el SEO no dan sus frutos.

5) Comienza a vender

El mayor desafío de gestionar un negocio de dropshipping es manejar un inventario cuando tenemos múltiples proveedores. Algunos servicios como Ordoro y eCommHub pueden ayudarte con la sincronización siempre que tus dropshippers ofrezcan carga de datos en tiempo real, pero esto no siempre es así. A veces tendrás que consultar la disponibilidad a largo plazo de los artículos que piensas vender.

También deberás preocuparte por la seguridad de tu tienda, sobre todo en lo relacionado con los datos de tus clientes. Incorpora sistemas de pago seguros como Paypal o Stripe. Si almacenas datos de tarjetas de crédito deberás cumplir con todo tipo de normas de conformidad, auditorías de seguridad PCI (Payment Card Industry), etc.

Por último debes tener en cuenta que incluso los mejores proveedores cometen errores: paquetes perdidos, artículos defectuosos, etc.

Para solventar estos problemas no puedes simplemente culpar a tu proveedor. El cliente ni siquiera sabe que el dropshipper existe. Pide disculpas y comunícale al cliente que estás haciendo lo posible por solucionarlo. Luego ponte en contacto con tu proveedor para tratar de resolver el incidente (ya sea mediante el envío de un artículo nuevo o el reintegro de parte o la totalidad del importe).

Deberás tener unas Políticas de devolución en tu tienda que habrás redactado teniendo en cuenta las negociaciones previas con tus proveedores. Por lo general, el procedimiento es el siguiente:

  1. Tu cliente contacta para solicitar la devolución.
  2. Tú solicitas un número RMA (Return Merchandise Authorization) para devolver la mercancía a tu proveedor.
  3. Tu cliente envía la mercancía por correo al proveedor, anotando el número RMA en la dirección.
  4. El proveedor te devuelve tu dinero por el importe del mayorista.
  5. Tú devuelves al cliente el dinero total que pagó por su compra.

Recuerda que todos estos aspectos deben ser acordados previamente con tu dropshipper ya que siempre deberás hacerte cargo ante tus clientes de los problemas que surjan.

Como conclusión, el dropshipping es una opción bastante interesante si te planteas montar un negocio en Internet pero no tienes mucho capital para comenzar. Eso sí, si quieres que sea rentable deberás trabajar bastante en promocionar tu tienda, actualizar el inventario, comunicarte con tus proveedores y fidelizar a tus clientes. Recuerda que es un modelo de negocio muy competitivo pero con un trabajo previo de investigación y planificación podemos superar muchos de sus inconvenientes y hacer del dropshipping una oportunidad de negocio viable.

  • 1
    Share

About the author

Ahinóam Rodríguez

Copywriter y periodista freelance en Atriodesk. Me especializo en la redacción de contenidos optimizados para SEO en los blogs corporativos de mis clientes. Me apasiona la lectura y dedico parte de mi tiempo libre al cuidado de los animales.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar